Correas de reloj, según la ocasión

Los relojes vienen utilizándose desde la Antigüedad y como cualquier otro artilugio, han desarrollado una gran evolución con el paso de los años. Cuanto más mejora su tecnología, más modelos van apareciendo en el mercado. Poseen una mayor precisión y ofrecen más prestaciones. Hoy en día, seguramente, no haya una sola persona adulta e incluso niños que no tengan, al menos, un reloj, ya sea digital o analógico.

Tu reloj de pulsera, el más original

Actualmente, la función práctica del reloj debe compartir protagonismo con la estética, ya que se trata de un objeto de distinción que constituye una pieza de joyería. Al principio, los relojes de pulsera no eran muy populares entre el género masculino ya que preferían hacer uso del reloj de bolsillo dado que consideraban estos otros como una joya femenina. Los primeros relojes de pulsera se fabricaron al final del siglo XIX y a partir de la II Guerra Mundial, debido a que se utilizaron en las trincheras, comenzaron a ganar popularidad entre los hombres.

Tipos de correas para relojes

Las correas más conocidas son las de cuero, metal, caucho o silicona siempre de alta calidad. A la hora de elegir entre la gama de correas de reloj, es conveniente tener en cuenta en qué situaciones van a utilizarse. Si se va a realizar una actividad deportiva o de resistencia al agua como por ejemplo, el buceo, lo ideal es elegir acero inoxidable o cauchos de silicona. Sin embargo, si la ocasión es más formal y precisa elegancia, se suele recurrir a las correas de cuero, aunque necesitan un mayor cuidado y mantenimiento. Somos especialistas en correas de reloj y en adaptar dichas correas y realizarlas a medida. ¿Por qué no arreglar esa correa tan buena o conseguir el recambio apropiado para un reloj de gran calidad? ¡Cada reloj merece una correa a la altura!

¡Contacta con nosotros y cuéntanos que es lo que necesitas!